Si se selecciona adecuadamente, el corrector ilumina los ojos y borra los signos de fatiga. Sin embargo, no siempre es fácil encontrar el corrector adecuado a sus necesidades. Aquí hay algunos consejos para evitar errores.

El tono adecuado

El papel de un corrector de ojeras es el de iluminar y alisar la mirada. Por eso es muy importante elegir bien su color : lo ideal sería utilizar un tono idéntico a su fondo de maquillaje o un tono más claro. Un tono más oscuro puede al contrario acentuar las ojeras y las marcas de fatiga.

La textura adecuada

La textura de su corrector de ojeras también es importante : el corrector de ojeras Diorskin Nude, con su acabado natural increíble, conviene a todas las mujeres y a todo tipo de pieles.

Al asociar activos antiedad a una cobertura extraordinaria, Diorskin SCULPT es la alianza perfecta entre el maquillaje y el tratamiento. Es recomendable para las mujeres que desean corregir inmediatamente y de manera duradera los signos de fatiga y las arruguitas.

Verdadero revelador del resplandor, Skinflash permite corregir, esculpir e iluminar el rostro entero en pocos pasos. Inspirado en el Savoir-faire Backstage de Dior, se aplica solo o como complemento de su corrector de ojeras mediante toquecitos sobre los cinco puntos clave del rostro: pómulos, nariz. barbilla, arco de Cupido y arcos de las cejas.

COMPARTIR POR CORREO ELECTRÓNICO

Cerrar

USTED

DESTINATARIO